Después de una intensa semana vivida en pleno Lisboa, todo nos hacía imaginar que Francia, Israel, Chipre o Noruega podrían resultar ganadores del Festival de Eurovisión 2018. Pero, finalmente, los primeros pronósticos de hace meses se acabaron cumpliendo y la canción feminista de Israel venció en la 63ª edición del célebre certamen musical europeo.

Israel lograba así su tercera victoria europea tras ‘A-Ba-Ni-Bi’ en 1978 y ‘Diva‘, de Dana International, en 1998. La canción ‘Toy‘, interpretada por Netta, consiguió un total de 529 puntos, frente a los 436 de sus principal competidora, ‘Fuego‘ de Eleni Foureira.

Lo cierto es que desde su estreno el pasado mes de marzo, ‘Toy’ se alzó como la gran favorita para vencer en el Festival de Eurovisión 2018. Sin embargo, la actuación no parecía convencer demasiado, por lo que la canción perdió fuerza en las casas de apuestas tras los primeros ensayos. Frente a esta inicial pérdida de interés, Chipre y Francia se consolidaban como otras posibles canciones ganadoras del certamen.

Popelera